¿Qué es el riesgo de mercado?

Qué es el riesgo de mercado

¿Qué es el riesgo de mercado?

El riesgo de mercado es la posibilidad de que un individuo u otra entidad sufra pérdidas debido a factores que afectan al rendimiento global de las inversiones en los mercados financieros.

Conceptos Clave

  • El riesgo de mercado, o riesgo sistemático, afecta simultáneamente al rendimiento de todo el mercado.
  • El riesgo de mercado no puede eliminarse mediante la diversificación.
  • El riesgo específico, o riesgo no sistemático, afecta al rendimiento de un valor concreto y puede mitigarse mediante la diversificación.
  • El riesgo de mercado puede surgir debido a las variaciones de los tipos de interés, los tipos de cambio, los acontecimientos geopolíticos o las recesiones.

Entender el riesgo de mercado

El riesgo de mercado y el riesgo específico (no sistemático) constituyen las dos principales categorías de riesgo de inversión. El riesgo de mercado, también llamado “riesgo sistemático”, no puede eliminarse mediante la diversificación, aunque puede cubrirse de otras maneras. Las fuentes de riesgo de mercado son las recesiones, la agitación política, las variaciones de los tipos de interés, las catástrofes naturales y los atentados terroristas. El riesgo sistemático, o de mercado, tiende a influir en todo el mercado al mismo tiempo.

Puede contrastarse con el riesgo no sistemático, que es exclusivo de una empresa o industria específica. También conocido como “riesgo no sistemático”, “riesgo específico”, “riesgo diversificable” o “riesgo residual”, en el contexto de una cartera de inversión, el riesgo no sistemático puede reducirse mediante la diversificación.

El riesgo de mercado se debe a las variaciones de los precios. La desviación estándar de los cambios en los precios de las acciones, divisas o materias primas se denomina volatilidad de los precios. La volatilidad se califica en términos anualizados y puede expresarse como un número absoluto, como 10 dólares, o un porcentaje del valor inicial, como el 10%.

Consideraciones especiales

Las empresas que cotizan en bolsa en Estados Unidos están obligadas por la Comisión de Valores y Bolsa (SEC) a revelar cómo su productividad y sus resultados pueden estar relacionados con el rendimiento de los mercados financieros. Este requisito pretende detallar la exposición de una empresa al riesgo financiero. Por ejemplo, una empresa que ofrece inversiones en derivados o futuros de divisas puede estar más expuesta al riesgo financiero que las empresas que no ofrecen este tipo de inversiones. Esta información ayuda a los inversores y comerciantes a tomar decisiones basadas en sus propias normas de gestión de riesgos.

Otros tipos de riesgo

En contraste con el riesgo global del mercado, el riesgo específico o “riesgo no sistemático” está vinculado directamente al rendimiento de un valor concreto y puede protegerse contra él mediante la diversificación de las inversiones. Un ejemplo de riesgo no sistemático es que una empresa se declare en bancarrota, con lo que sus acciones pierden valor para los inversores.

Los tipos de riesgo de mercado más comunes son el riesgo de tipo de interés, el riesgo de acciones, el riesgo de divisas y el riesgo de materias primas.

  • El riesgo de tipo de interés cubre la volatilidad que puede acompañar a las fluctuaciones de los tipos de interés debido a factores fundamentales, como los anuncios de los bancos centrales relacionados con cambios en la política monetaria. Este riesgo es más relevante para las inversiones en valores de renta fija, como los bonos.
  • El riesgo de renta variable es el riesgo que conlleva la variación de los precios de las inversiones en acciones,
  • El riesgo de las materias primas se refiere a la variación de los precios de las mismas, como el petróleo y el maíz.
  • El riesgo de divisas, o riesgo de tipo de cambio, surge de la variación del precio de una moneda en relación con otra. Los inversores o las empresas que poseen activos en otro país están sujetos al riesgo de divisas.

Los inversores pueden utilizar estrategias de cobertura para protegerse contra la volatilidad y el riesgo de mercado. Al centrarse en valores específicos, los inversores pueden comprar opciones de venta para protegerse de un movimiento a la baja, y los inversores que quieran cubrir una gran cartera de valores pueden utilizar opciones sobre índices.

Medición del riesgo de mercado

Para medir el riesgo de mercado, los inversores y analistas utilizan el método del valor en riesgo (VaR). El modelo VaR es un método estadístico de gestión del riesgo que cuantifica la pérdida potencial de una acción o cartera, así como la probabilidad de que se produzca esa pérdida potencial. Aunque es bien conocido y ampliamente utilizado, el método VaR requiere ciertas suposiciones que limitan su precisión. Por ejemplo, supone que la composición y el contenido de la cartera que se mide no varían durante un periodo determinado. Aunque esto puede ser aceptable para horizontes a corto plazo, puede proporcionar mediciones menos precisas para las inversiones a largo plazo.

La beta es otra métrica de riesgo relevante, ya que mide la volatilidad o el riesgo de mercado de un valor o cartera en comparación con el mercado en su conjunto. Se utiliza en el modelo de valoración de activos de capital (CAPM) para calcular la rentabilidad esperada de un activo.

¿Cuál es la diferencia entre el riesgo de mercado y el riesgo específico?

El riesgo de mercado y el riesgo específico constituyen las dos principales categorías de riesgo de inversión. El riesgo de mercado, también llamado “riesgo sistemático”, no puede eliminarse mediante la diversificación, aunque puede cubrirse de otras maneras, y tiende a influir en todo el mercado al mismo tiempo. El riesgo específico, por el contrario, es exclusivo de una empresa o sector concreto. El riesgo específico, también conocido como “riesgo no sistemático”, “riesgo diversificable” o “riesgo residual”, puede reducirse mediante la diversificación.

¿Cuáles son algunos tipos de riesgo de mercado?

Los tipos más comunes de riesgo de mercado son el riesgo de tipo de interés, el riesgo de acciones, el riesgo de materias primas y el riesgo de divisas. El riesgo de tipo de interés cubre la volatilidad que puede acompañar a las fluctuaciones de los tipos de interés y es más relevante para las inversiones de renta fija. El riesgo de renta variable es el riesgo que conlleva la variación de los precios de las inversiones en acciones, y el riesgo de materias primas cubre la variación de los precios de materias primas como el petróleo y el maíz. El riesgo de divisas, o riesgo de tipo de cambio, surge de la variación del precio de una moneda en relación con otra. Esto puede afectar a los inversores que tienen activos en otro país.

¿Cómo se mide el riesgo de mercado?

Una medida ampliamente utilizada del riesgo de mercado es el método del valor en riesgo (VaR). El modelo VaR es un método estadístico de gestión del riesgo que cuantifica la pérdida potencial de una acción o cartera, así como la probabilidad de que se produzca esa pérdida potencial. Aunque es bien conocido, el método VaR requiere ciertas suposiciones que limitan su precisión. La beta es otra métrica de riesgo relevante, ya que mide la volatilidad o el riesgo de mercado de un valor o cartera en comparación con el mercado en su conjunto. Se utiliza en el modelo de valoración de activos de capital (CAPM) para calcular la rentabilidad esperada de un activo.


Estrategias de Trading Intradía

Sigue aprendiendo más sobre Estrategias de Trading Intradía.